Beneficios de los campamentos de Salud

Los niños que asisten a campamentos de salud probablemente mejorarán muchas áreas de su salud general. Por ejemplo, en un campamento familiar los investigadores  descubrieron que después de solo dos semanas, los niños que asistían al programa disminuían el colesterol LDL (malo) en un 27 por ciento, el colesterol total en un 24 por ciento y las grasas triglicéridas en un 40 por ciento. Los asistentes también eliminaron el síndrome metabólico, una condición pre-diabética.

Mejora el rendimiento académico

Si bien mejorar la salud de su hijo es importante, los beneficios de un campamento de salud no se limitan a lo físico, asegura pedro luis cobiella suarez. Pasar una parte del verano para mejorar su salud también puede ayudar a su hijo académicamente. Un estudio publicado encontró evidencia de que los niños que comen alimentos saludables tienen más probabilidades de desarrollar niveles de comprensión de lectura más altos y obtener mejores puntajes en las pruebas. Los estudiantes en el estudio que tomaron decisiones de alimentación más deficientes mostraron un progreso de lectura más lento durante los dos años que fueron seguidos, independientemente de otros factores como el estado socioeconómico y el nivel de actividad física.

Aprende a conectarte con los demás

Para tener éxito cuando son adultos, los niños necesitan aprender cómo conectarse y relacionarse con una variedad de personas en diferentes entornos. Ir a un campamento aumenta la capacidad de su hijo para establecer relaciones con otros asistentes, especialmente cuando de otra manera no tienen mucho en común. Es una experiencia que se traducirá bien tanto en el sector académico como en el profesional.

Desarrollo de un metabolismo sano

Probablemente ya sepas que tu metabolismo tiende a disminuir a medida que envejece. Pero eso no significa que el metabolismo de un niño siempre esté funcionando de manera óptima hasta la edad adulta. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alrededor del 20 por ciento de los niños en edad escolar son obesos. Para evitar las complicaciones de salud de un aumento de peso excesivo, los niños de todas las edades deben aprender a alimentar sus cuerpos adecuadamente y mantenerse activos para que su metabolismo funcione bien.

Estar expuesto a nuevos pasatiempos

Durante la infancia, es importante que los niños prueben cosas nuevas. Esto no solo los mantiene mentalmente activos, sino que también pueden descubrir una actividad que podrán disfrutar toda la vida. En los campamentos de salud, los niños pueden probar actividades en las que normalmente no participan, como el tenis o los aeróbicos acuáticos.

Establecimiento de hábitos saludables

Un par de semanas en un campamento de salud es una excelente manera de impulsar la pérdida de peso, desarrollar un metabolismo saludable y aprender los cambios necesarios en el estilo de vida, pero el verdadero beneficio proviene del establecimiento de hábitos saludables. Al aprender a preparar bocadillos nutritivos, mantenerse activo y hacer de otras estrategias saludables una parte natural de la vida cotidiana, su hijo comenzará a llevar un estilo de vida atento que puede continuar durante los próximos años.

Asegúrese de hablar con su hijo o hija sobre lo que aprendió en el campamento. Es posible que pueda incorporar algunos de los hábitos saludables con su familia en el hogar para ayudar a su hijo a continuar con estos cambios de por vida.

Deja un comentario